Nuestra historia

La Agrupación de voluntarios no surgió como tal; fue un grupo de personas que tenían inquietudes de colaborar  con los ciudadanos de Toledo sin saber ni cómo ni dónde. El organismo de Protección Civil siguió después absorbiendo a este colectivo.
Todo comenzó a partir de un grupo de radio-aficionados que ya colaboraban en la ciudad como colectivo independiente,
comunicando de las anomalías, accidentes, etc... que detectaban por las calles y avisando a los servicios de urgencias y policiales correspondientes.

En el año 1987, se realizaron las gestiones oportunas para ingresar en algún organismo oficial como colaborador, voluntario u otra denominación pero con la idea clara de ayudar a los demás. Se enviaron escritos de petición de ayuda e información a los diferentes organismos oficiales que pudieran tener competencias al respecto.

Después de un año de espera y al no obtener respuesta de estos organismos, nos empezamos a mover de oficina en oficina y de ventanilla en ventanilla para llegar a algún resultado claro. Es en el Ayuntamiento de Toledo donde nos dieron finalmente un contacto donde al menos podíamos dirigirnos: el jefe del Parque de Bomberos que, al parecer, ya había trabajado con personal voluntario en materia de emergencias.
Iniciadas las conversaciones con el Jefe de Bomberos, este colectivo empezó a colaborar con el cuerpo de Bomberos en el ámbito de voluntariado durante poco tiempo ya que el Ayuntamiento no tenia entonces competencias en materia de voluntariado. Es posteriormente cuando contactamos con el servicio de Protección Civil de la Diputación Provincial de Toledo empezado a ser denominados Voluntarios de Protección Civil como tales. El grupo de unas 15 personas que colaboran con la Diputación en esta época se le denomino G.I.O. (Grupo de Intervención Operativa). La misión de este grupo fue la de atender las posibles emergencias en las poblaciones de la provincia, colaborando con la Diputación Provincial al menos durante dos años. La Diputación Provincial intentó regularizar la situación de este grupo, en el ámbito de seguros, vestuario, etc... pero finalmente no pudo realizarse por problemas de competencias de voluntariado.

En los inicios del año 1990, iniciamos trabajos de nuevo en la ciudad de Toledo ya como Voluntarios del Excmo. Ayuntamiento. A lo largo del año realizamos los primeros servicios en colaboración con los servicios de urgencia de este Organismo, Bomberos y Policía Local, colaborando con las concejalías de asuntos sociales y festejos.

Durante este año de 1990 se iniciaron las gestiones oportunas para ser absorbidos oficialmente como servicio de voluntarios del Ayuntamiento: se elaboró un anteproyecto del primer Reglamento de Voluntarios de Protección Civil del Excmo. Ayuntamiento de Toledo, no sin tener las dificultades burocráticas oportunas para que se aprobara el primitivo reglamento. Es en el pleno del 19 de Octubre de 1990 cuando se aprueba inicialmente el Reglamento de Voluntarios de Protección Civil del Excmo. Ayuntamiento de Toledo, posteriormente se elaboran los presupuestos del Ayuntamiento de Toledo donde ya se refleja una partida presupuestaria para el funcionamiento inicial de la Agrupación. El presupuesto aprobado en ese momento fue de 800.000 pesetas, que fueron invertidas en dar a conocer este servicio por la ciudad a modo de cartelería y pegatinas, se realizaron campañas de captación de voluntarios y en este mismo año la Agrupación contaba al menos con 50 personas que querían colaborar con la Agrupación de Voluntarios.

1 comentario:

PASEANDO Y DESCUBRIENDO dijo...

Volviendo a leer estas palabra, regresan grandes recuerdo y recuperado en la memoria a los antiguos amigos que iniciamos esta gesta tan importante, que con el paso del tiempo ha llegado a nuestros días con muy buena gente trabajando duro por Toledo y sus habitantes.
Enhorabuena y muy buen trabajo.
Un abrazo.
José María Hernández.